Recuerdo la primera vez que lei algo sobre Pokémon, fue hace bastante tiempo ya, fue una revista CLUB Nintendo, si no estoy mal finales de 1998, recuero bien que en las paginas de aquel ejemplar, detallaban cada uno de las criaturas pertenecientes al juego, con sus tipos, debilidades, fortalezas, y hasta una pequeña foto del Pokémon en cuestión. Sin embargo recuerdo que a pesar de haber visto esa revista, no fue algo que llamara mi atención de forma ferviente como lo había hecho por ejemplo The Legend Of Zelda: Ocarina Of Time, de todos modos, fue algo que me quedo sonando, como si tuviera un presentimiento de que eso que acababa de leer era algo importante.

 

Llego el año de 1999, y el fenómeno de Pokémon exploto con todo, el juego se super popularizo, e incluso la serie animada fue un verdadero hit, sin embargo, yo me obsesione de una forma diferente, para el año de 1999 Nintendo y Burger King llegaron a un acuerdo, en el cual mediante la compra de no recuero que combo, un sobre que contenía cartas de Pokémon eran regaladas, siendo estas un verdadero éxito ya que como sucede en estos casos, habían cartas muy populares, casi imposibles de conseguir, por lo que todo el mundo tenia algo que ver con el tema, esas cartas no llegaron de forma oficial a mi País, sin embargo la Mama de un amigo se las mandaba directamente desde Estados Unidos, y recuerdo que apenas vi la carta de Pidgeotto, algo como que hizo click dentro de mi, y quería tener todas y cada una de esas tarjetas, desafortunadamente para mi era imposible conseguirlas en mi ciudad, así que me llene de creatividad y tome una libreta para hacer mis propias tarjetas de Pokémon, de esta forma nació mi amor por esta franquicia.

Lo interesante de esa época fue ver como muchos chicos de mi edad, menores que yo y algunos mayores, todos estaban obsesionados por Pokémon, fue algo increíble, yo por mi parte conseguí un Game Boy Color y pude jugar las primeras entregas de la saga como Pokémon Red y Yellow, y empece a crear muy buenos recuerdos alrededor del juego, empece a notar con el tiempo que la fiebre por Pokémon se fue perdiendo en todos lados, de mi parte obviamente si bien crecí, deje de ver la serie animada, y olvide aquello de la creación de mis propias tarjetas, siempre tuve en mi radar cada una de las entregas de los juegos que salían porque siempre traían mecánicas nuevas y nuevos Pokémon para descubrir, cosa que disfrutaba mucho, y saben siempre tenia el mismo deseo con cada juego nuevo y era que lanzaran un Pokemon para consola de mesa, con un mundo inmenso que explorar, que me hicieran creer que podía llegar a ser de verdad un maestro Pokemon, el tiempo paso y eso nunca se materializo, creo que para todos los que de alguna forma se relacionaron con Pokémon ya sea en esa época cuando salio o mas adelante cuando siendo pequeños lo descubrieron uno de los sueños y deseos mas recurrentes era el convertirse de verdad en un maestro Pokémon, cosa que por obvias razones, era imposible que sucediera.

El tiempo paso, llegaron las nuevas tecnologías, los celulares, consolas mas poderosas, realidad aumentada, VR, y de todas las compañías de videojuegos la que se ha visto menos favorecida con todos estos cambios ha sido Nintendo, y eso llevo a la empresa a tomar decisiones con sus subsidiarias y propiedades intelectuales, que normalmente no hubiera tomado, de esas decisiones nació la idea de Pokémon Go, debo ser honesto, la primera vez que escuche la idea, la odie, soy demasiado vieja escuela y por ende las aplicaciones y juegos en celulares no son mi medio de entretenimiento favorito, digamos que no están ni dentro de los 100 primeros, sin embargo después de ver todo el fenómeno en el que se ha convertido Pokemon Go, con la captura de estas criaturas inexistentes en nuestro mundo pero que gracias a la realidad aumentada es posible verlas en nuestro mundo, entrenarlas, ir a gimnasios, ha sido para mi una experiencia gratificante.

 

Lo curioso de todo esto, es que no solo los mas fanáticos de los juegos, la serie animada y otras mercancías de Pokemon están disfrutando el juego, el componente social que esta aplicación tiene es increíble, muchas personas se juntan para salir a capturar Pokemon, ir gimnasios, y es increíble toda la interacción social que ha logrado esta pequeña aplicación. Personas que conozco que nunca antes tocaron videojuegos, e incluso nunca se interesaron por Pokemon, lo usan, van a la calle, capturan Pokémon, disfrutan cada momento y para mi como fan de los videojuegos, y de Pokémon es algo soñado, es como ver muchas personas intentando ser de verdad ser entrenadores Pokémon y es algo que nunca pensé ver con mis propios ojos, para lo que vale, se muy bien que esto puede ser una fiebre o una moda, y puede ser algo que fácilmente pase rápido y nadie hable mucho mas de ella, pero para mi, como gamer y geek entrado en años, todo este fenómeno que ha venido con Pokemon Go es algo que disfruto y seguiré disfrutando mientras dure.

Ojala Niantic (compañía que desarrollo el juego) haga las actualizaciones correctas y agregue al juego características necesarias para hacer de Pokemon Go algo duradero, y que aumente el deseo de todos los que la usan de seguir jugando por mucho tiempo yo por mi parte, a lo mejor pronto yo mismo lo empiece a jugar, y espero que cuando lo haga poder llegar a convertirme en un gran maestro Pokemon!.