Ninjas!…esa mística palabra que nos hacía venir a nosotros tantas ideas a nuestras cabezas en los años 80s época donde vimos más ninjas que ninguna otra época, entre el final de los 80s y principios de los 90s nos invadiría una mercadotécnica bastante agresiva para la época, vimos desde películas y por supuesto videojuegos, desde los más misteriosos y recursivos hasta tortugas, pero fué en la 1989 donde para mí encontraríamos a uno que no sólo cambiaría el mundo de los videojuegos, si no uno de los juegos más difíciles jamás hechos.

Esa época donde sólo se necesitaba dos botones para cumplir con tu misión y
desencadenar la furia de venganza del Clan Dragón, Ninja Gaiden nos ponía al mando de
Ryu Hayabusa, quien al recibir una carta donde su padre le explica que va rumbo a un
duelo donde tal vez no regrese, Ryu emprende una búsqueda por el paradero de su padre
donde se toparía con diferentes enemigos incluso la CIA quien está involucrada en esta
trama y que culminaría con la lucha contra un terrible demonio para salvar el mundo.

Ya antes había dicho que fué en 1989 cuando tuve contacto con el juego en sí, aunque ya
el año anterior había sido su estreno en Japón por Tecmo, conocida como Ninja Ryukenden
en Japón y como Shadow Warriors en Europa y Australia, en América se llamó como
comenté Ninja Gaiden, lo que más llamó la atención de este juego del tipo side scroll y
plataformas es la presentación de la historia con estilo anime y lo que desde entonces sería
conocido como cinema display, algo supremamente novedoso para la época los que lo han
jugado recordarán sin duda la presentación del castillo de El Jaquio, enemigo a batir en la
primera entrega, pero lo que sin duda más recordarán es la dificultad, saltos difíciles,
enemigos recursivos, y uno que otro jefe que…Dios!, pero nada se compara con las aves, si!
las aves (que deben ser ninjas también porque esperan a que metas la pata para atacar),
sobre todo en esas partes donde la parte de las plataformas le agrega esa dificultad extra
que muchas veces desalentaron a los menos, digamos, pacientes.

Ninja gaiden es de esos juegos que uno se siente gratificado cuando se completan, con continuaciones ilimitadas pero con sólo 3 vidas por continuación, cabe agregar que el juego está dividido por capítulos y cada capítulo en tres secciones, así cuando mueres en una sección continuas en el principio de la misma, pero cuando agotas las vidas regresas al principio del capítulo, ( y aún hay quienes les parece frustrante jugar la saga souls..b****
.please) aún con las limitantes de la época el juego nos muestra una amplia gama de escenarios y nos mantiene pendientes de cuál será la siguiente parte de la historia que resolverá el misterio de la espada dragón y la desaparición del padre de Ryu y el papel de la CIA en este complot.

Utilizando mecánicas de juegos famosos de la época como Castlevania pero mucho más
rápido en su acción y el uso de armas secundarias además de artes ninjas, así como el uso
del concepto de los Ninjas el juego genera un amplio impacto en occidente, unos excelentes
controles, simples en su configuración y funcionamiento hacen del primer Ninja Gaiden un
excelente juego retro de culto, la pregunta es: ¿Cuantos han completado este particular reto?